Bollos de azúcar y miel

En esta ocasión preparamos un pan delicioso, europeo, como son los bollos de azúcar y miel. Pues vamos y manos a la harina…

Dificultad 

Fácil - Medio

Tiempo

40 - 60 min

Raciones 

4 personas

Ingredientes:

MASA:
500 gr de Harina
10 gr de sal
60 gr de azúcar
50 gr de marva
75 gr de huevos
25 gr de levadura
250 gr de leche
2 gr de corteza de limón

GLASSE:
100 gr de mantequilla
50 gr de azúcar
3 gr de vainilla

Preparación:

Procedemos a mezclar primero la leche (tibia, no debe pasar de los 50ºC) con la levadura y unos 10 gr de azúcar, dejar reposar.

En la harina ponemos la corteza del limón, revolviendo en toda la harina. Vaciamos en una superficie lisa y limpia todo el contenido, abrimos la harina dejando un circulo grande en medio, aquí ponemos la azúcar, los huevos y la leche con la levadura. Con los dedos estirados procedemos a revolver todo el contenido que vaciamos en medio de la harina hasta formar algo uniforme, luego procedemos con los dedos a incorporar harina a esta mezcla de líquidos poco a poco hasta que espese, aquí ya podemos incorporar el restante de la harina que tenemos alrededor. También podemos realizar esta mezcla en un recipiente grande para evitar inconvenientes.

Revolviendo los líquidos del interior

Amasar con los dedos juntos de afuera hacia dentro hasta que la masa este compacta y se despegue de los dedos, dejamos reposar unos 15 minutos.

Dejar reposar la masa

En este tiempo de reposo la masa duplica su tamaño debido a la levadura, tomamos la masa y procedemos hacer bolas de 30 gr, la tiramos en la superficie de trabajo y luego con la ayuda de un rodillo abrimos hacia arriba y hacia abajo la masa, agregamos el glasse y podemos agregar chispas de chocolate o canela con azúcar. Procedemos a envolver la masa y dejamos reposar en el recipiente donde vamos a hornear.

Elaboración de los bollitos
Bollos de azúcar y miel reposando

Vuelve aumentar su tamaño la masa durante este reposo, precalentamos el horno a 180ºC y luego metemos los bollitos a hornear entre 15 a 18 minutos.

Al retirar los bollos del horno, le vertimos un poco de miel precalentada y dejamos enfriar un poco antes de probar esta delicia, la mesa esta servida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *